OSDE

Una mujer y su hija acumularon 120 perros y 50 gatos y se instalaron en un descampado en Berazategui. La jauría le ladraba a los vecinos y el periodista Roberto Funes Ugarte fue una de las víctimas cuando estaba trabajando.
El caso de la mujer y su madre que se quedaron en la calle con 120 perros y 50 gatos comenzó a resolverle por el accionar de la fiscal de Berazategui María de los Ángeles Attarian Mena, quien logró ubicar a los animales en Zoonosis y brindarles un hogar de tránsito a las mujeres.

La noticia conmovió a las grupos de proteccionismo animal y llegó a la televisión por Roberto Funes Ugarte, que fue mordido por uno de esos perros durante un móvil para Telefe.

Camila y su mamá Carolina vivían en Villa Elisa, La Plata, junto a su jauría de perros y otro grupo de gatos, pero fueron desalojadas. Arreando a los perros y por medio de un camión lograron llegar al barrio El Pato, de Berazategui.

Allí, según sus relato, un vecino les ofreció un predio que estaba en alquiler a cambio del pago de una renta de 50 mil pesos. El dueño del lugar, sin embargo, desmintió que él haya mandado a alquilar el lugar e hizo una denuncia por usurpación en la Comisaría 5ª de Berazategui.

DEJÁ TU COMENTARIO