OSDE

El fiscal Carlos Stornelli no se presentó ante el juez de Dolores Alejo Ramos Padilla, en el marco de la causa por la que detuvo al falso abogado Marcelo D’Allessio y a dos policías bonaerenses. Su abogado, Roberto Ribas, que ya había solicitado la nulidad de la citación, presentó un escrito ante el magistrado.

El viernes, ante un pedido de postergación, Ramos Padilla ya había advertido que iba a declarar en rebeldía al fiscal si faltaba una vez más.

Ayer, la defensa de Stornelli reclamó “la nulidad de los decretos mediante los cuales se me convocara a prestar declaración indagatoria, inclusive el último que fijara audiencia para el 26 de marzo próximo”. Según planteó Ribas, “dichos actos procesales acarrean una flagrante violación a la defensa en juicio, al debido proceso y, por sobre todas las cosas, una intromisión en lo que se refiere a las facultades propias que le corresponden a otro poder (artículo 120 CN) puntualmente al Ministerio Público”.

“Pretende V.S., sin más y en atropello a las garantías constitucionales que me amparan a esta parte, ser en un mismo caso, acusador y juzgador. Por otro lado, y a mayor abundamiento, no se encuentra precedido el último llamado a indagatoria de una debida atención a los planteos formulados por esta parte y que el juez, dilatoriamente se empeña en no abordar. Planteos estos que no resultan irrelevantes puesto que ponen en crisis la condición de juez natural en el proceso y la validez de lo actuado a mi respecto”, señaló el abogado Ribas.

La defensa recordó que “la incompetencia y la nulidad registran llamativa mora en resolverse” mientras que “la segunda recusación no encuentra aún sustanciación”. Pese a eso, dijo Ribas, “el juez insiste en proseguir oficiosamente la acción penal en contra de mi asistido, pretendiendo su comparecencia para declarar en indagatoria”.

“Todos estos planteos irresueltos ponen en crisis a V.S. como juez natural del proceso, lo cual, de no encontrar respuesta y proseguir actuando de la manera en que lo hace, no puede sino acarrear un total avasallamiento de las garantías procesales que asisten a esta parte”, advirtió.

Ribas afirmó que “la prosecución de manera oficiosa por parte de V.S., sin contar con la excitación de la acción penal en legal forma, torna a todas luces desajustada a derecho no solo la convocatoria sino también cuanto se pudiera haber actuado en orden a dichos hechos. Todos estos acontecimientos afectan, en simultáneo, la garantía del debido proceso, al vulnerar el principio procesal de congruencia, lo que también conlleva a la clara y efectiva afectación de las garantías de la defensa en juicio”.

Noticia en desarrollo

DEJÁ TU COMENTARIO