Dolores: 15 años se cumplen hoy de la tragedia del tren y micro en la ruta 63

Francisco Díaz

Hoy, jueves 9 de marzo, se cumplen 15 años de un trágico accidente ocurrido en la ciudad de Dolores y que involucró a un tren de pasajeros de la empresa Ferrobaires y a un ómnibus de la empresa “El Rápido Argentino”

¿Cómo ocurrió el accidente?

Cerca de las 02:25 horas del 9 de marzo del año 2008, el ómnibus proveniente de Mar de Ajó que circulaba por la Ruta Provincial 63 con destino a San Miguel, Provincia de Buenos Aires con su pasaje completo de 65 turistas que habían pasado sus vacaciones en la costa atlántica llegó al paso a nivel para el cruce de las vías del tren.

Pese a que las barreras bajas y la alarma funcionando anunciaban la proximidad de la llegada de un tren, el conductor del vehículo decidió pasar y cuando estaba haciéndolo fue embestido por una formación de la empresa Ferrobaires proveniente de la estación Constitución, de la ciudad de Buenos Aires llevando unos 250 pasajeros a la ciudad costera de Mar del Plata.

El tremendo impacto destruyó la mitad del ómnibus de doble piso y el resto fue arrastrado unos pocos metros quedando casi intacto, en tanto la locomotora y 3 vagones descarrilaron, quedando uno de estos incrustado con la locomotora y abierto al medio.

Cuando llegaron las primeras ambulancias, constataron que una mitad del ómnibus se veía sobre la ruta y la otra había desaparecido con sus pasajeros, había restos esparcidos hasta arriba de los árboles, se podía ver ropa y otros objetos personales a varios metros sobre un árbol y una pequeña laguna ubicada lejos del lugar.

Varios metros más adelante se encontraban la locomotora y varios vagones, uno de ellos quedó abierto al medio al chocar con la locomotora y los otros dos vagones quedaron descarrilados a varios metros de las vías.

Una catástrofe que pudo evitarse

Como consecuencia del tremendo impacto, murieron 18 personas y 65 heridos, algunos de los cuales fueron derivados a los hospitales de Gonnet, Melchor Romero, al San Martín y de Niños de La Plata, y al Interzonal de Mar del Plata.

Se trató de uno de los peores desastres de este tipo en nuestro país.

Testimonios de Bomberos, Enfermeros, Médicos y Socorristas que llegaron al lugar manifestaron que era un panorama “desgarrador”

Tiempo después, un vecino dolorense halló en las inmediaciones de producido el accidente una cámara fotográfica digital con numerosas fotos de una niña, siendo enviada la misma a un canal de TV de la Capital Federal a efectos de localizar a quienes serían los legítimos propietarios de la misma.

El entonces Gobernador Scioli viajó al lugar del accidente

Tras la tragedia, el entonces Gobernador Daniel Scioli viajó al Dolores junto su ministro de Salud, Claudio Zin, de Seguridad, Carlos Stornelli, y el jefe de la policía bonaerense, superintendente Daniel Salcedo.

“Fue una imprudencia inconcebible. La barrera baja es una prueba contundente”, dijo el gobernador luego de recorrer la zona de la tragedia y visitar a los heridos, donde se manifestó “triste, angustiado en un momento desgarrador y de mucho dolor”.

Varios testigos, en su mayoría quienes viajaban en el tren, contaron a los investigadores que el ómnibus pasó con la barrera baja y que al momento del hecho, mientras caía una llovizna, todas las medidas de seguridad del paso a nivel funcionaban.

Arduo trabajo de los equipos de rescate

En el lugar del siniestro ferro-automotor trabajaron Bomberos de la Policía y Bomberos Voluntarios de la zona, como también ambulancias de hospitales públicos y privadas, estableciéndose a todos los nosocomios de la región en alerta para la recepción de heridos .

En el lugar de la tragedia, los peritos trabajaron toda la tarde para remover el micro partido en dos de la ruta y así liberar el camino que estuvo cerrado al tránsito, mientras que una grúa gancho fue llevada desde Mar del Plata para encarrillar el tren.

Nunca logró establecerse fehacientemente el motivo por qué el ómnibus atravesó las vías, no atendiendo a las barreras bajas y con el tren circulando a pocos metros de distancia.

A quince años de tremenda tragedia, el dolor de decenas de familias persiste aún hoy.

Compartir este artículo