¡De milagro no fue una tragedia! Micro atropella a una persona en la Ruta 2, en Lezama

Francisco Díaz

En un incidente que pudo haber tenido consecuencias fatales, un micro de la empresa “Cóndor Estrella”, interno 1060, con problemas mecánicos, se rompió a la altura de la ciudad de Lezama mientras se dirigía hacia la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El conductor, ante los inconvenientes mecánicos, tomó la decisión de estacionar el vehículo en un sector de la Ruta 2, ubicado en el área urbana de Lezama, específicamente entre las calles Roque Sáenz Peña y Domingo Lastra, en el kilómetro 156,5.

Afortunadamente, los conductores de otros micros que circulaban por la zona se solidarizaron y realizaron el trasbordo de los pasajeros a través de sus propios vehículos. Sin embargo, en medio de la confusión, nadie notó que un jubilado quedó sin trasladar.

Los conductores, creyendo que todos los pasajeros habían sido trasbordados, procedieron a acomodar el micro para esperar la llegada del auxilio. En ese momento, sin percatarse de la presencia del único pasajero que se encontraba detrás del micro, al dar marcha atrás, el ómnibus lo atropelló.

Por suerte, testigos que presenciaron la escena alertaron al conductor, quien logró detener el vehículo a tiempo, evitando por muy pocos centímetros que las ruedas aplastaran al jubilado.

Inmediatamente se convocaron todos los servicios de emergencia de la ciudad de Lezama ante el temor de una tragedia.

Dos dotaciones de los Bomberos Voluntarios, una ambulancia de la UPA Trauma y otra de la empresa AUBASA, cuya base se encuentra cercana al lugar del accidente, se dirigieron al sitio para atender la emergencia. También participó personal de la Policía Vial de Lezama y de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

El hombre atropellado fue trasladado a la UPA Trauma para su evaluación médica. Aunque fuentes confiables indicaron que se encontraba consciente y presentaba lesiones leves, el incidente pudo haber tenido consecuencias mucho más graves.

La rápida intervención y la colaboración de los conductores y testigos evitaron que esta situación lamentable se convirtiera en una verdadera tragedia.

ETIQUETAS
Compartir este artículo
Exit mobile version