Video: incidentes en Miramar por el asesinato de un joven a manos de un policía

Francisco Díaz

Tal como informó INFOZONA, esta madrugada, un joven de 16 años identificado como Luciano Olivera fue asesinado por un policía en la localidad balnearia de Miramar. El episodio desató un enfrentamiento entre vecinos y la policía.

Luciano Olivera

¿Cómo fue el hecho?

Según los primeros relatos, el joven iba en moto y trató de eludir un retén policial, presumiblemente porque carecía de la respectiva licencia de conducir, posteriormente el mismo habría sido perseguido por un policía que le disparó.

El hecho sucedió en la madrugada de hoy, pasadas las tres de la mañana, y los primeros trascendidos indican que el propio policía, que ya fue detenido, confesó que se le “escapó” un disparo.

Los amigos del chico aseguran que “se asustó y se fue” cuando vio que al frente había un control policial que le indicaba que se detuviera. Además, indicaron que hubo una breve persecución.

Hasta el lugar donde yacía el adolescente sin vida llegó su madre quien al verlo estalló en lágrimas y gritos, viviéndose momentos desgarradores.

Incidentes entre los familiares y la policía

La fiscal Ana María Caro se hizo presente en el lugar y comandará la investigación. Poco antes de las 9, luego de que el cuerpo del adolescente fuera retirado del lugar y mientras peritos de Policía Científica trabajaban en la escena, se desató un enfrentamiento entre allegados y familiares del adolescente y los uniformados.

La gente comenzó a arrojar piedras y otros elementos contra los móviles y los efectivos, quienes intentaron repeler las agresiones con postas de gomas.

¿Quién es el policía?

Según la versión policial, un agente identificado como González Maximiliano «preventivamente esgrime su arma» reglamentaria de la cual «se escapa accidentalmente un disparo» que impactó en el tórax de Olivera, quien cayó muerto en el lugar.

Al lugar llegaron médicos del Sistema de Emergencia que constataron el fallecimiento, y familiares de la víctima que arremetieron contra la policía con insultos y algunos desmanes que no pasaron a mayores.

Se presume que se trataría de un caso de «gatillo fácil» o de uso excesivo de la fuerza por parte del agente involucrado, estando la Policía Federal a cargo de la investigación de lo ocurrido.

Compartir este artículo