Nacionales

Adiós a una golosina clásica: cerró la fábrica de Mielcitas

La fábrica de la tradicional golosina “Mielcitas” y las semillas “Girasol” cerró sus puertas debido a la caída de ventas y a un fuerte endeudamiento. Unos 150 trabajadores se quedaron sin empleo. 

La fábrica estaba ubicada en la localidad de Rafael Castillo, en el conurbano bonaerense. “La mayoría de los empleados que trabajaban allí eran mujeres, todas sostenes de familias”, dijo José Luis Ledesma, delegado de la comisión interna gremial. 

Mielcitas era una marca de la empresa Suschem, compañía fundada en 1976 y que llegó a ser una de las diez mayores productoras de golosinas en toda la Argentina. Además de las Mielcitas, la fábrica producía los alfajores “Suschen” y “Loquillo” y las semillas “Girasol”, entre otros productos. 

Adiós a una golosina clásica: cerró la fábrica de Mielcitas
Arriba