El Gobierno dispuso trabar las ventanillas de colectivos y trenes

Sofía Martínez

El ministro de Transporte, Mario Meoni mantuvo una reunión con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, a fin de llevar a cabo una de las resoluciones que el año pasado duró poco tiempo en práctica. Meoni afirmó que intentarán tanto en los colectivos como en trenes y subtes llevar las ventanillas abiertas.

Aunque llueva o no llueva, las ventanas quedan fijadas y abiertas“, dijo el ministro, con el objetivo de airear y mitigar los contagios de coronavirus. Esta disposición rige desde que empezó la pandemia pero ahora se intensificarán los controles para que se cumpla.

En esta reunión también participó la ministra de Salud, Carla Vizzotti, la de Seguridad, Sabina Frederic y Josá Arteaga, director ejecutivo de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT).

¿Dónde se aplicará esta medida?

Meoni remarcó que estas medidas son para la zona metropolitana pero que cada jurisdicción del resto del país decidirá si las imita o las refuerza. Además, explicaron que no se suspenderán los viajes de los micros de media y larga distancia.

Consultado por varios medios al finalizar la reunión el ministro Meoni indicó que la medida de mantener las ventanillas abiertas se cumplirá en el plazo en el “que las empresas puedan hacer las adecuaciones necesarias. Son medidas complementarias a las resoluciones vigentes”.

Más allá de los anuncios, se deberán resolver algunas cuestiones tales como los trenes metropolitanos que se adquirieron a China, ya que las ventanillas son fijas porque los servicios cuentan con aire acondicionado o calefacción de acuerdo a las épocas del año.

¿Habrá más restricciones?

Todas estas medidas se intensifican a consecuencia de una dura devolución que realizó el grupo de expertos, quienes aconsejaron restringir aún más las actividades sociales en grupo y también los deportes al aire libre y bajo techo.

De todas formas, el Gobierno insiste que la circulación de personas bajó pero no aún lo suficiente pero por ahora no quieren endurecer las restricciones ya adoptadas.

Es por eso que el ministro de Transporte aseguró que “resulta difícil la aglomeración de personas en trenes y subtes por las características del orden laboral en el AMBA. Entre las 7 y las 9 de la mañana se mueve una cantidad más grande de gente”. Sumado a esto, a veces los servicios se ven recargados “por cortes de vida o accidentes” las cuales retrasan a las formaciones.

Compartir este artículo