OSDE

Una situación inédita y a la vez alarmante se desencadenó en las últimas horas en el Hospital de Luján, del cual se retiró por un tiempo un paciente, cargando su suero, rumbo a un comercio cercano. El hombre abandonó el recinto para comprar comida y regresó por el mismo camino sin llamar la atención de ninguna autoridad ni personal médico del lugar.

A pesar de semejante muestra de negligencia, hasta el momento los representantes del centro de salud no han brindado explicación alguna respecto de la breve fuga de uno de sus internos. ”

El hecho tuvo lugar en la mañana del último domingo, pero trascendió en las últimas horas, luego que se viralizaran las imágenes registradas por una mujer, al advertir que el hombre cruzaba la calle San Martín con su porta suero, vistiendo un pantalón corto y una musculosa.

Posteriormente irrumpió en el comercio gastronómico y esperó al menos 20 minutos, dado que tuvo que aguardar su turno por la concurrencia existente en el local. Satisfecho con su compra, el individuo hizo su regreso al centro de salud por la puerta principal de acceso, sin ser advertido por ningún representante del mismo.

Una omisión que causó indignación y preocupación en los vecinos de la ciudad de la Basílica, ante la ausencia de vigilancia y de personal médico y enfermeros que impidieran el escape fugaz de una persona que se hallaba internada.

DEJÁ TU COMENTARIO