Nacionales

San Isidro: un cura se declaró culpable de abusar a tres catequistas

Mario Koessler, de 63 años, fue imputado por abusar de tres mujeres catequistas entre 2014 y 2015 y se declaró culpable. En un juicio abreviado se le fijó una pena de tres años en suspenso.

El cura Mario Koessler, de 63 años, imputado por abuso sexual agravado a tres mujeres catequistas de 75, 63 y 40 años por hechos ocurridos entre 2014 y 2015 en la Parroquia San José, del municipio bonaerense de San Isidro, se declaró culpable en un juicio abreviado que le fijó una pena de tres años en suspenso.

"El juicio oral que iba a comenzar el lunes 22 de abril en el Tribunal Oral Criminal 2 se suspendió por un acuerdo de juicio abreviado al que llegaron la Fiscalía y la defensa, que fijó a Koessler 3 años de pena en suspenso", dijo hoy a Télam Andrés Bonicalzzi, abogado de las víctimas.

El letrado había citado para el proceso unos treinta testigos, entre los cuales estaba el presidente de la Confederación Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea, quien se desempeñaba como obispo de la diócesis de San Isidro cuando ocurrieron los abusos.

En la lista de testigos figuraban también padres de alumnos de catequesis que el 24 de septiembre de 2016 se reunieron en la Parroquia San José con Ojea, quién les reveló que Koessler había reconocido los abusos y pedido ayuda psiquiátrica y les anunció que dejaría la iglesia para vivir en el asilo Marin de San Isidro, indicaron a Télam fuentes vinculadas a la investigación.

Unos días antes, el 20 de septiembre, el titular de la CEA lo había separado del cargo y prohibido dar misas en público.

Arriba