Paro de petroleros pone en riesgo el abastecimiento de combustibles

Sofía Martínez

Un nuevo paro sindical pone inquieto al Gobierno nacional. Se trata de la Federación de Petróleo, Gas y Biocombustibles, quienes anunciaron en el día de hoy, un paro en las refinerías por el ajuste salarial de 2019 y 2020, y según contaron pondría en peligro el abastecimiento de combustibles para los próximos días.

La medida se extenderá “hasta que encontremos una solución“, contó Pedro Milla, Secretario General de la Federación Argentina Sindical del Petróleo, Gas y Biocombustibles.

Nos reunimos con las Cámaras esta semana y nos dicen que tenemos que esperar, nosotros respondimos que acordemos la paritaria de 2019 y seguíamos conversando la de 2020 pero la respuesta sigue siendo negativa, por eso lanzamos este paro en las refinerías de todo el país”.

El paro es por tiempo indeterminado. Si no hay una señal o una mesa de diálogo, vamos a mantener la medida”, agregó.

El este reclamo, piden un ajuste de 13,5% “que nos igualaría a la inflación del año pasado” y para la de 2020 el reclamo es de un incremento del 30%.

Con respecto a que ocurran problemas con el abastecimiento, Milla explicó que las refinerías “están con una guardia mínima de proceso. Pero las refinerías siguen recibiendo petróleo pero no pueden refinar, por lo que si en 48 horas no hay una solución se va a empezar a sentir el desabastecimiento”.

Conciliación obligatoria

Por su parte, el Ministerio de Trabajo de la Nación ordenó una conciliación obligatoria, la cual no fue acatada por el gremio. Los sindicalistas aseguran que la conciliación anterior venció el miércoles y que el Estado no puede volver a decretar una nueva conciliación por el mismo conflicto.

Nosotros ya acatamos la otra conciliación obligatoria y es por la misma discusión por lo que entendemos que no puede haber una segunda conciliación”, señaló Milla.

Además, los empresarios argumentan que no están en condiciones de otorgar aumentos salariales en medio de la crisis provocada por la pandemia, ya que la misma marcó una caída de más del 30% en la venta de combustibles por el aislamiento y la falta de actividad económica.

Compartir este artículo