Para protegerlos de la pirotecnia, proponen identificar hogares con niños autistas

Francisco Díaz

Llega fin de año y con ello las festividades clásicas como Navidad y Año Nuevo. También, aunque cada vez menos, comienzan los festejos con fuegos artificiales.

Un grupo de padres y madres de Jujuy lanzó una campaña de concientización que se ha extendido a todo el país para que no se tire pirotecnia cerca de donde habiten personas con autismo.

La idea es instalar adornos navideños de color azul en los hogares donde haya personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) para que los vecinos estén notificados.

De esta forma, se visibiliza también el sufrimiento que provoca el uso de pirotecnia sonora en las personas con esta condición. Aunque en los últimos años bajó el consumo e incluso está prohibida en algunas localidades, sigue siendo un práctica muy frecuente.

Compartir este artículo