Nacionales

La estación Congreso de la línea A de subte se llamará "Raúl Ricardo Alfonsín"

El proyecto que propone rebautizar la estación Congreso de la línea A de subtes y que busca homenajear al ex Presidente de la Nación, Raúl Ricardo Alfonsín, fue aprobado este jueves en la Legislatura porteña.

La iniciativa fue impulsada por el radical Guillermo Suárez, y busca recordar a Alfonsín "en conmemoración del décimo aniversario de su fallecimiento" en el lugar donde desempeñó su último cargo público como senador nacional. Remarcó que el ex mandatario fue el principal impulsor de la autonomía de la Ciudad e insistió en que ese logro "aún no le ha sido debidamente reconocido".

Ariel Álvarez Palma del partido Vamos Juntos, sostuvo que se trata de “un homenaje merecido y justo”, y recordó al ex mandatario recitando el preámbulo de la Constitución Nacional, tal como hacía el propio Alfonsín durante la campaña presidencial de 1983.

El aporte del dirigente radical durante los años de la dictadura con la presentación de habeas corpus en favor de detenidos, su rechazo a la guerra de Malvinas y a la ley de “autoamnistía”, la consolidación democrática y el Juicio a la Juntas, fueron actos destacados por quienes acompañaron la iniciativa.

Aunque no todos votaron a favor de la iniciativa. El debate fue acalorado por las críticas lanzadas por los representantes de los partidos de izquierda, quienes cargaron contra el ex presidente por su política económica, sus acuerdos políticos con el menemismo y por las llamadas “leyes de la impunidad”.

Myriam Bregman (PTS-FIT) dijo que rechazaba la iniciativa por la sanción de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida impulsadas luego de los levantamientos militares de la década del 80 y que significaron, en la práctica, el fin de los juicios contra militares acusados por crímenes de lesa humanidad.

Juan Nosiglia (Evolución) y Leonardo Santoro (Unidad Ciudadana), en cambio, señalaron que las acciones tomadas por Alfonsín significaron la ruptura final con las intervenciones militares en la vida democrática.

Santoro, de origen radical, les dijo a quienes rechazaron el proyecto que, “es fácil hablar hoy” sobre cómo se debía reaccionar contra los militares, y les recordó que a mediados de los años 80 los generales aún estaban “al frente de comando con poder de fuego”.

“Era consciente que era frágil, que era una democracia perfectible. Pero también decía que quien no entendía la diferencia entre la democracia y la dictadura no entendía la diferencia entre la vida y la muerte”, concluyó Santoro.

Antes de llegar a la sanción definitiva, el proyecto fue tratado con anterioridad en comisión, aprobado en primera instancia en el recinto y atravesó una audiencia pública para que la ciudadanía expresara su opinión.

En ese encuentro, que se realizó los primeros días de marzo, un grupo de dirigentes radicales respaldó la propuesta. Uno de ellos fue el ex intendente de Capital Federal, Facundo Suárez Lastra, señaló que se trata de "un homenaje justo y prudente" al ex presidente, y destacó que Alfonsín "protagonizó jornadas históricas en el Congreso".

La estación Congreso de la línea A de subte se llamará "Raúl Ricardo Alfonsín"
Arriba