OSDE

El conductor televisivo Alejandro Fantino y la periodista Romina Manguel llegaron temprano al juzgado de Dolores. Fueron citados para declarar como testigos en la causa que investiga al falso abogado Marcelo D’Alessio por extorsión junto a un grupo de ex policías bonaerenses. Se fueron a las 11:45, después de haber contestado las preguntas del magistrado.

El juez Alejo Ramos Padilla citó al conductor y a la periodista del programa Animales Sueltos para interrogarlos sobre las sospechas que indican que ambos eran víctimas de operaciones de inteligencia que se hacían sobre los integrantes de ese panel televisivo.

Al retirarse del juzgado, tanto Fantino como Manguel sostuvieron que “la investigación es muy sensible y compleja” y afirmaron que tienen plena confianza en el Poder Judicial. “Me voy como llegué, creyendo en la Justicia. Estoy satisfecho y confiando en que todo se va a esclarecer”, dijo Fantino.

En tal sentido, el conductor agregó: “Espero que todos los periodistas podamos hacer nuestra labor tranquilos sin tener ningún tipo de espionaje o mirada sobre nuestros ‘laburos’, esto corre por cuenta mía, no tiene nada que ver con la causa, es una declaración mía, va en camino de lo que yo espero; un periodismo libre”.

Al ser consultados sobre si se sintieron espiados, Fantigo afirmó: “Yo no, pero no te das cuenta si te pasa, no se da cuenta nadie. Esta es una liga muy especial y complicada; yo no ando mirando si alguien me sigue o un cuidado especial con mi celular, hago periodismo y entrevistas. Debemos tomar conciencia de que debemos trabajar libremente”.

“No desconfío de nadie, quiero dejarlo absolutamente claro. Daniel Santoro se tomó una licencia estos días para solucionar algunas cosas, no desconfío de Santoro ni de nadie, pero voy a empezar a cuidarme en mi vida, es horrible decirlo”, concluyó Fantino antes de emprender su regreso a Buenos Aires. Manguel prefirió no evaluar políticamente la causa.

 

 

DEJÁ TU COMENTARIO