OSDE

Lo que empezó como un proyecto lejano a concretarse y un tanto alocado, finalmente se hará realidad. Fueron varias las veces que Jessica miró a los ojos a su marido Guillermo y le comunicó su sueño: recorrer América en auto. Suponía ciertos riesgos para sus dos hijos -y ella siempre lo supo-, pero no abandonó nunca su idea hasta que logró convencerlo.

En marzo, la familia Mastrangelo Soto dejará su zona de confort y se lanzará a una aventura que no tiene fecha de retorno: viajarán hasta Alaska a bordo de un Renault Fuego GTA Max. Desde Chascomús hasta el norte de Canadá, esta pareja y sus dos hijos vivirán un “sueño”.

“Nos fueron pasando cosas en la vida, que nos convencieron de que hay que aprovechar y tratar de vivir ahora, porque no sabemos cuándo se puede volver hacer”, confesó a Jessica a minutouno.com.

Jessica (34) y Guillermo (36) se conocieron en noviembre de 2001 y se casaron en 2002. Después vinieron los hijos: Tomás y Agustina. Pero esto no fue impedimento para que a ella se le ocurriera dejar todo y proponerle a su esposo viajar por el mundo junto a sus pequeños. Al principio, a Guillermo le pareció que era una idea descabellada, pero con el pasar de los años se decidió.

Cuando les contaron a sus familiares la idea de recorrer América en auto no fue muy bien recibida. “No les gusta que nos vayamos tan lejos, pero es un tiempo, es una experiencia que tenemos que hacer y lo van a tener que aceptar”, dijo la mujer.

Ahora, y más que nunca, convencidos de que es necesario viajar a otros lugares por el gran intercambio cultural que eso genera, se pusieron en marcha: vendieron la cafetería que tenían para comprar algunas cosas y pagar algunas deudas y en marzo comenzarán la aventura a bordo del Renault coupé Guego GTA Max gris plateado que tienen desde hace un año. “Es un auto 100% argentino y sería muy lindo que un coche así llegara hasta Alaska”, señaló Jessica.

Antes de salir del país recorrerán algunas provincias. “Mucha gente nos han mandado mensajes de diferentes provincias para invitarnos a comer y charlar un rato del viaje”, contó.

Durante el viaje, los chicos estudiarán a distancia. Antes de irse de viaje, Jessica y Guillermo se aseguraron que sus hijos tengan un cupo en el colegio en el que venían estudiando. Tomas iniciara el cuarto año de secundaria y Agustina, el primer año.

Jessica considera que sus hijos aprenderán mucho de forma “práctica” durante el viaje, ya que ir a diferentes lugares les dará un amplio conocimiento cultural. “Al principio a los chicos no les convencía la idea pero a medida que lo íbamos hablando y les fuimos mostrando lugares se empezaron a entusiasmar. No ven la hora de que nos vayamos”, relató.

Muchas de las personas que realizan este tipo de viajes van trabajando en el camino y la familia Mastrangelo Soto no será la excepción. Mientras recorren se dedicarán a la venta de artesanías y algún que otro objeto que puedan ir consiguiendo en el camino. “No son unas vacaciones, vamos a viajar trabajando”, aseguró Jessica.

“Hablamos con otros viajeros que ya han ido y vuelto. Los llenamos de preguntas y nos dieron consejos. La idea es hacer como ellos, ir sin un tiempo establecido. Va haber lugares en que estemos un día y sigamos de largo porque no vamos a estar cómodos o por algún motivo y va a haber lugares en donde nos quedemos una semana, o meses. A medida que vayamos recorriendo lo iremos decidiendo”, explicó la mujer.

Sin dudas, los Mastrangelo Soto están convencidos de que este viaje será una gran aventura que los marcará para toda la vida. Por eso decidieron crear un perfil en redes sociales al que llamaron: “Mucho por vivir: familia viajera”. Allí comparten toda su experiencia sobre el viaje.

“Es una experiencia muy linda, sobre todo para los chicos va hacer algo inolvidable que les va a dar a nivel cultural y una mirada distinta”, concluyó Jessica.

DEJÁ TU COMENTARIO