policia-bonaerense

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, junto al Ministro de Seguridad de la Provincia, Cristian Ritondo, harán hoy anuncios en materia de seguridad pública, y exigirán, desde ahora, que todos los policías pasen por un examen toxicológico y presenten declaraciones juradas.

Los 93.000 oficiales que integran la Policía Bonaerense serán sometidos a análisis psicofísicos para detectar el posible consumo de alcohol y de sustancias ilícitas, lo que les impediría estar en condiciones de trabajar en la calle y llevar adelante investigaciones. El control comenzará por la división narcotráfico, pero luego se extenderá a toda la fuerza.

La gobernadora Vidal aclaró que la iniciativa “no tiene objetivo punitorio”. “Es, en principio, para que aquellos que consumen tenga la posibilidad de pedir ayuda y pueda reinsertarse”, dijo. Los controles obligatorios serán realizados por Fundatorx, la entidad que preside Carlos Damín, jefe de Toxicología del Hospital Fernández.

Los análisis serán sorpresivos, por sorteo y se realizarán con muestras de saliva en el espacio de trabajo de cada oficial. En caso de que el resultado sea positivo, el agente será trasladado al área de salud mental para que reciba atención. Solo se los expulsará si se prueba que están involucrados en delitos como la venta de drogas.

Por otro lado, el Gobierno ampliará la obligación de presentar declaraciones juradas a todos los miembros de la Bonaerense. Hasta ahora, esa medida alcanzaba a los comisarios y subcomisarios, pero a partir de esta medida quedarían comprendidos unos 14 mil.

DEJÁ TU COMENTARIO



Fiat Lego Pourtau